El Nuevo Concepto Comercial de la Música:

11 03 2009

Siempre fue aplicable el principio “Renovarse o morir”, es la base de la evolución natural, y como no podía ser de otra manera, es de aplicación a la música y sobre todo a su industria y todo lo que le rodea.
El concepto de industria discográfica de los años 60, 70, 80 y 90 ha quedado casi completamente superado. Si primero se tuvo que superar el vinilo, después el Compact Disc (más conocido como CD), pasando por el MP3 y el MP4, en los últimos tiempos estamos viviendo una auténtica revolución que esta llevando entre otras cosas, a la desaparición del concepto de grupo musical, discográfica, ventas de discos, etc que siempre iban unidos de la mano.
Internet, ha supuesto el principio del fin de muchas cosas, negocios, relaciones, y comunicación en general. El avance de la tecnología y de la banda ancha han multiplicado por diez las webs que permiten escuchar canciones vía “Streaming”, esto es, sin necesidad de descargar contenidos en el ordenador. Los oyentes pueden crear su radio musical a la carta.
Los internautas tienen la posibilidad de tener música a la carta y de forma totalmente gratuita. Y es que, múltiples webs permiten buscar, encontrar y disfrutar de toda la música, creando auténticas emisoras musicales personalizadas ad gustum.
Además de poder escuchar los discos de todos los grupos que conocen, podrán conocer mucha más música de grupos desconocidos o no tanto, que gracias a los filtros se colocarán en su lista de reproducción como recomendaciones como ocurre en las denominadas emisoras inteligentes (por ejemplo, Last.Fm).
Si se terminó la venta de discos como negocio, también llegará a su fin las descargas de música a través de las redes P2P (ares, Emule, etc). Muchos lo creen así, ya que ¿qué sentido tiene la descarga compulsiva de música desde ese tipo de redes si uno puede escuchar en el ordenador de forma gratuita toda la música del universo?.
Asistimos al fin de las prácticas de bajar canciones. El tedioso proceso de bajada, el espacio ocupado en el disco duro (por no hablar del riesgo de virus en los propios archivos) y la utilización de CD o MP3 para traspasar las canciones llevan a la desaparición de una práctica “ilegal”. Frente a ello las ventajas de las radios on line están en que sus usuarios no tienen que guardar, organizar y clasificar la música, tampoco tendrá que preocuparse por si el disco duro se estropea, se raya el CD o se extravía su MP3. La música en las radios on line se encuentra siempre disponible.
Muchas de estas web se encuentran solo en inglés, no obstante tenemos muchas en español como Last.fm, Deezer, Rockola.fm o Yes.Fm.
El Streaming, con Myspace como red social y de grupos musicales esta en la cabeza en todo el planeta on line.
Todas estas iniciativas novedosas explotan el modelo de la música gratis financiada por publicidad. En otros casos, se ofrece una opción de pago, sin anuncios y con servicios de valor añadido. Por ejemplo, en el caso de la iniciativa española Yes.fm, si se paga 3,95 euros al mes, el internauta dispone de acceso a todo el catálogo sin ningún tipo de restricción. Y es que, en la modalidad gratuita, no se pueden incluir más de cuatro canciones del mismo artista en cada lista, que se reproduce de manera aleatoria.
A pesar de que todos estos servicios representan todavía una pequeña parte del negocio de la música digital, hay que advertir que tiene un gran potencial porque pueden atraer a los jóvenes acostumbrados a la cultura de la música gratis.
La más potente de las radios on line es Last.Fm que ha logrado en apenas seis años crear una de las comunidades musicales más completas del mundo, combinando la música con las herramientas de las redes sociales.
Otra opción interesante es la de las bibliotecas sonoras. Por ejemplo, la web Lala.com permite al internauta subir canciones que tenga en su disco duro a Internet, de forma que luego puede escucharlas por el sistema de Streaming desde cualquier sitio con conexión. Además, por si esto fuera poco, se pueden escuchar gratis un catálogo de seis millones de canciones.
Esta claro que la idea de negocio musical se ha de reinventar totalmente en los tiempos que corren. El formato CD o MP3 empieza a quedarse anticuado por la cantidad de espacio ocupado así como el tiempo que requiere en bajarse canciones y pasar a sus correspondientes soportes. La industria discográfica deberá de adaptarse a los nuevos tiempos o anunciar una extinción inevitable.
Algunos enlaces de interés:

http://www.myspace.com;

http://www.lastfm.es/; http://www.yes.fm/.

DJ Entheogenic 17.2 mg
http://www.lastfm.es/music/DJ+Entheogenic+17.2+mg
http://myspace.com/djentheogenic172mg

ASOCIACIÓN MONTAÑESA PARA LA CULTURA Y EL OCIO.

Anuncios

Acciones

Information

One response

12 03 2009
Daft Punk

No estoy de acuerdo con este artículo. El MP3 y el MP4 son formatos totalmente en auge. Un reproductor MP3 debido a su reducido tamaño consigue una movilidad que dificilmente se consigue con las radios virtuales ni las páginas de streaming. La gente quiere poder transportar su música y escucharla en el autobus, cuando va al gimnasio, cuando sale a dar un paseo incluso en su casa cuando desayuna, come o se da una ducha.
La descarga (sea legal o no, eso ya es otro tema distinto al que aquí se expone) de estos archivos cada vez es más sencilla con las conexiones a internet cada vez más rápida. El espacio que ocupan es muy reducido, a parte de que aparatos como el Ipod tienen una calidad de sonido a la que dificilmente pueden llegar los reproductores virtuales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: