EL MANTO PURPURA.

24 11 2007

En agosto de 2.003 salió a la luz la novela titulada “El Manto Púrpura”, escrita por dos jóvenes autores cántabros, David Ceballos Peña y Alberto Fuentevilla De Diego, ambos miembros de nuestra Asociación.

En la 1º Edición se publicaron 1.000 ejemplares con la colaboración de varios entes públicos, entre ellos, el Ayuntamiento de Polanco y Suances, la Consejería de Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria y la Universidad de Cantabria. En poco menos de 3 meses más de la mitad de la edición habían sido vendidas, pudiendo decirse a día de hoy, que la obra tuvo una gran acogida tanto entre el público más joven como en la gente más mayor.

En la actualidad, el número de ejemplares que restan para agotar la edición no asciende a más de noventa. Desde aquí queremos servir como portal para que conozcáis esta interesante obra, donde podréis disfrutar, no sólo de la aventura que en ella se relata, sino también conocer algo más sobre el contexto histórico donde se enmarca y desarrolla la trama.

Así, ofertamos los últimos ejemplares de la novela, que gustosamente nos han ofrecido los autores. El precio de venta será de 6 euros, un precio ridículo si tenemos en cuenta el precio al que se venden las últimas existencias en las librerías que es de 15 euros.

Si estáis interesados en adquirir el libro podéis poneros en contacto con nosotros a través de nuestro medio habitual, el correo electrónico, a la dirección: amco2008@gmail.com.

Para obtener más información del “Manto Púrpura” podéis visitar la página web del libro, a la siguiente dirección: http://mantopurpura.tripod.com/. Allí podréis encontrar todos los detalles sobre su creación, argumento, bibliografía, puntos de venta, etc. Con todo, ahí va un pequeño adelanto.

El Argumento:

El siglo IX. Aún lejos de las grandes cruzadas a oriente, de la épica caballeresca, o el esplendor de la Iglesia, el siglo IX es una época oscura, tenida por bárbara y salvaje, donde el hombre se bate con la naturaleza en desigual fortuna… donde el hombre se enfrenta al hombre.

En estos tiempos ásperos es donde surge nuestra historia. Un manuscrito es encontrado en el reino de Asturias y para sorpresa de los contemporáneos habla de una preciada reliquia: el Manto Púrpura. Es aquella prenda con la que Jesús fue cubierto tras los azotes sentenciados por Pilato, una tela que recogió la sangre de las yagas abiertas. Junto a la corona de espinas, conformaba dos preciados tesoros del relicario cristiano.

En la España cristiana de la época, intimista, temerosa y entregada al doble ejercicio de la oración y las armas, única garantía ambas de su supervivencia, tamaño descubrimiento significaba un estandarte contra el Islam y una fuente de esperanza para las almas. Obtener el Manto equivalía a ganarse una antorcha ante la negrura.

Rápidamente se organizó una expedición para ir en su busca (que se creía en Hibernia, actual irlanda), y en ella inspiramos nuestro relato y comenzamos su aventura. En la situación del momento, las arcas reales de Ordoño I, rey de Asturias, no brillaban por la abundancia por ello se debía reducir a lo indispensable como era: obtener el barco, los bastimentos y pertrechar a los tripulantes. Además, con esas características todo pasaría desapercibido y se ahorrarían problemas ante una posible disputa por la reliquia por otras potencias cristianas, e incluso enemigas de éstas.

La expedición se compone de hombres escogidos de las tierras pertenecientes al entonces reino de Asturias, vemos pues: gallegos, astures y cántabros entre otras gentes. Hay que sumar a esto la presencia de un judío que es quien, por mandato real, se ocupa de preparar el viaje, y la aparición de musulmanes que son los que tripulan la galera en la que se realiza la búsqueda. La presencia de musulmanes, adversarios naturales de los cristianos, es entendible en tanto que hablamos de un momento histórico en el cual el dominio de las aguas se lo reparten paganos e islamitas; pensemos que el Atlántico es dominado por los Drakkars vikingos, mientras que el Mediterráneo esta en manos de los piratas de Alá. Los cristianos no tenían barcos capaces de rivalizar con los de sus enemigos, por ello se concibe que mediante la mediación del judío puedan obtener los servicios de un marino bereber.

Entre nuestras pretensiones al narrar este libro, no sólo se conjuga un deseo de entretener al lector, sino que debemos añadir la plasmación consciente de ideas (y muchas veces inconscientemente) de diversa índole. Cabe remarcar la intencionalidad social de demostrar como individuos de culturas contrapuestas como son cristianos, musulmanes y judíos, propio del contexto hispánico de la época, ven difuminarse las fronteras religiosas, culturales e ideológicas cuando la convivencia se hace intensa. Además, dentro de las aventuras y desventuras de los personajes, en el libro se refieren ideas que buscan desmitificar las creencias, tan enraizadas en los hombres de antaño. Con todo, el relato principal de la obra lo constituye las vivencias de sus protagonistas.

clip_image001.jpg

ASOCIACIÓN MONTAÑESA PARA LA CULTURA Y EL OCIO.
Anuncios

Acciones

Information

One response

24 11 2007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: